domingo, 10 de enero de 2010

New Grave

Mi vida está en un momento de incomprensión, abismal incomprensión. No me adapto a nada, me hago viejo y todo cambia (como Bowie me resisto a creer que está pasando). Me refugio en la música de hace 30 años o más. Las tardes sombrías y nubladas me dan un poco de tranquilidad, que ciertamente no llega a ser felicidad. Dentro de uno de esos horribles domingos se me ocurre frecuentar por internet esos viejos textos musicales que procuraba cuando joven. Mi sorpresa fue grande: están reciclando el sonido que me vuela la cabeza y me da un poco de corduda: new wave/post punk y todos sus anexas (entiéndase: synth/goth/deutschwelle/futurepop/ebm/shoegaze/dreampop/nowave y un largo setentero y ochentero etc.)

Esta copia sabía que llegaría pero no esperaba que fuera tan rápido, además de que me hacía la chaqueta mental de que llegaría con la calidad adecuada para tan abrumador concepto. No fue así.

Esta tarde se la he dedicado a escuchar y poner mucha atención a bandas como Ipso Facto, S.C.U.M., Selfish Cunt, The Violets, Televised Crimewave entre otras tantas que me faltan y que mi cerebro será realmente castigado hasta las diez de la noche. Todas ellas con grandes nombres que me remitiría a grandes nombres ochenteros pero todas, absolutamente todas carentes de identidad y originalidad. Con originalidad no me refiero a que reinventen un sonido o que le den sentido a la vida de muchos generando algo antes jamás logrado, no. Esperaba que si iban a copiar géneros tan ricos en sonidos y elaborados en letras, presentaciones en vivo vigorosas y polémicas, llenas de personalidad por parte de los ejecutantes, cuando menos pondrían ese cereza del pastel musical: espíritu y pundonor. A las nuevas generaciones nos falta eso, tener un poco de ganas de hacer las cosas bien.

Todas estas nuevas bandas citan como influencia a Birthday Party, Suicide, PiL, Throbbing Gristle, Cabaret Voltaire y encuentro una gran serie de incongruencias. Un conocedor de la música escribe en una publicación: "Son comparados con Cabaret Voltaire pero ellos prefieren ser emparentados con Throbbing Gristle". La linea entre una y otra banda fue la parte experimental, los dos son precursores del industrial pero con Cabaret Voltaire incluyendo sonidos que podrían conciderarse posteriormente Techno, mientras los segundos siempre se mantuvieron en la linea de la total experimentación (como podemos escucharlo en el 20 Jazz funk greats). Una de estas bandas comparadas con los grandes precursores industriales suena a toda esa bobada indie que no se cansan de tocar en Ibero. Cosey debe estar purgando alguna condena por ser comparada con semejante aberración. Otra de las bandas se auto nombran No Wave, género que no duró más de cuatro años y que ninguna banda actual se animaría a tocar como tal porque ahora se persigue el dinero y la fama. Los No Wave buscaban el arte, eran poetas, escritores, jazzistas y sobre todo, personas interesadas en trascender al sonido no a la fama. Esto me suena más a Placebo (años emo) que a Teenage Jesus.

No estoy en contra del reciclaje, pero podría ser tan digno como el industrial y el ebm. Bandas como Front han tocado durante más de 20 años sin bajarse de ese tren, mientras Feindflug, relativamente nueva, da un ligero aire de esos años pero con su personal toque, ese toque que algunos conocen como guevos y que algunos otros llamamos como originalidad (la originalidad en este mundo que todo lo ha conocido menos el fin, es complicado).

Mi molestia es incongruente como mi vida misma. En unos meses defenderé a alguna banda (posiblemente a S.C.U.M.) considerando que su nivel creativo está casi acercándose Alien Sex Fiend y que su inclusión en la programación de esos pocos hoyos rescatables, de esta ciudad que está en el hoyo, está más que justificada y que los puristas deben callar y escuchar. Nunca fui purista, defendí lo indefendible tragándome mis propias palabras, pero esto por el momento no puede defenderse.

No puedo esperar por el momento en que esto sea programado en estaciones de radio y nuestra copiona ciudad esté lleno de adevenedizos y buscadores de personalidad británica en medio de un radiante sol azteca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario