viernes, 8 de octubre de 2010

Me encantó tu arrogancia... ligeramente infantil pero agradable. A ver si esa puta arrogancia la mantienes después de la primer ensabanada... ahí es donde debe de sobresalir...
Arrogante placer.

4 comentarios:

  1. Soy tu comentadora anónima. Esta me gustó. Varias anteriores no me habían gustado. Quisiera saber en qué estados de ánimo escribes las cosas que me gustan.

    ResponderEliminar
  2. Comentadora anónima: me da gusto que comentes y me da más curiosidad saber qué es lo que te ha gustado. Mis estados de ánimo son tan diversos como poco constantes. Un segundo estoy en la cresta de la ola y en el segundo siguiente estoy siendo revolcado por esa misma ola que en algún momento me puso orgulloso y hasta arriba. A veces puedo estar tristísimo y lleno de nostalgia y poner las dos líneas más felices de mi historia. Otras me dejo hundir...

    Gracias por comentar y por leer :)

    ResponderEliminar
  3. Ya carnal... onde andas ahora... manifiéstate, haces falta en este pinche mundo aburrido, voraz y monótono.

    ResponderEliminar