domingo, 30 de enero de 2011

La vida está allá afuera. Con paredes color de verde y letras que se derriten a cada paso que doy.

El tiempo aqui dentro está parado y por eso no quiero ver a nadie ni que nadie me vea. Es como un día enorme, que nunca concluye y yo estoy cansado y no tengo ni donde recostarme a descansar un poco. Sin poder dormir.

Ya estoy muy cansado. Lo único que quiero es que me den tiempo para llegar antes de que anochezca y poder dormir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario