jueves, 24 de febrero de 2011

El insomnio es el nuevo negro (parte 2)

Duermo en el sillón porque no puedo dormir, si... tienes razón. Pero también lo hago porque no pertenezco en ningún momento a este lugar, no soy de aqui ni soy de allá dice la puta canción esa. Pero sabes, el más grande motivo por lo que lo hago es porque me deprimía verte ahí, el malquerido, abandonado y sólo. Nunca te quedo hacerte el martir. Cuando menos cuando desaparezca como Richey ya no tendré que verte haciendo aspavientos, ignorando y durmiendo en donde no perteneces, en donde no pertenezco.

Si estoy aqui es porque me lo merezco. Tampoco hagas corajes por mi culpa. Aunque te agradezco un poco que los hagas.

4 comentarios:

  1. Tu personaje se tiene demasiada autocompasión.

    ResponderEliminar
  2. No te compares con Richey, si en estos momentos pocas personas se acuerdan de tí, tras 16 años de tu desaparición nadie te va a recordar, nadie. Tal vez lo haga yo cuando suene en la radio una de las múltiples canciones en las que he grabado tu nombre, pero dudo que tengas tanta suerte.

    ResponderEliminar
  3. Zyan: nunca he tenido el conocimiento de que sea la autocompasión. Explícame, ¿si?

    Anónimo: Lo que usted diga y mande. Lo que menos espera su seguro servidor es ser recordado :)

    ResponderEliminar
  4. Anónimo: te reto a contradecirte y estoy seguro que serás el único en recordarme. No soy un tipo con suerte pero soy un tipo que recuerda detalles insignificantes, como tú.

    ResponderEliminar