miércoles, 23 de febrero de 2011

La apatía es el nuevo negro.

No me interesa nada y tampoco estoy interesado en que me interese algo. No me interesa lo que a los demás y tampoco me interesan los demás. No me interesa tampoco en lo que tú quieres que me interese y mucho menos tú. Sólo me interesa algo pero es tan negro, tan obscuro... que me da pena mencionármelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario