miércoles, 30 de marzo de 2011

Que daría por tener tu edad...

Si tuviera tu edad ya te habría robado el aliento. Me habría disfrazado del más audaz de las personas y te haría ver el mundo con los colores con los que yo lo veía, ese morado y ese verde que chorreaba como si estuviera en ácido todo el tiempo. Fumar de ese nectar que me volvía loco y que me hacía realizar las peores de las pendejadas y permanecer despierto hasta ver tres veces seguidos el amancer y luego dormir por semanas enteras sin soltarte de la mano, sin soltarnos de la mano. A veces tan feroz, a veces tan dócil. Si tan sólo tuviera tu edad...

No hay comentarios:

Publicar un comentario