jueves, 7 de julio de 2011

Socializar...

No tenía esta sensación de extravío desde 1986.

Mi nivel de socialización está por los suelos, cuando abro la boca no sale nada, sólo emito un sonido gutural casi inaudible. No soy capaz de saludar, ni de despedirme, ni de participar, ni de involucrarme en nada... NADA.

Trace un esbozo de conversación con mis padres tratándoles de explicar la situación y lo único que recibí fue una mirada como la que hacía 22 años no tiraban sobre de mi y la última ocasión que lo hicieron fue cuando les dije, enjugándome las lágrimas, que les mandarían llamar de la primaria por haberme metido entre las piernas de una chica mayor que yo.

Venía repasando todas las ocasiones anteriores en que no pude hablar y recordé con nostalgia los años en que la verborrea era una constante cotidiana en mi andar. La gente me miraba con aprecio, me sonreían y sin revelármelo se decían entre ellos: "yo soy su amigo..." Repentinamente desperté de mi ensoñación cuando una camioneta ram más o menos modelo 1999, color verde militar, me dio un cerrón de los más temerarios que tenga memoria. Un joven que estaba sentado en el asiento trasero me venía viendo desde tiempo atrás (había notado su mirada; no se si me miraría con temor del sicópata que viaja conmigo), me sonrió ligeramente y el que iba al volante me gritó: güevos pinche puto, siendo que yo sólo activé la bocina. Al gritarme eso viré para seguirlo, cambié la ruta trazada en un principio, le alcancé, me bajé del coche, pequé en su ventanilla, la escupí, apreté los puños y los descargué sobre la portezuela sin dejarlo bajar. Cubierto de la lluvia nocturna de la ciudad y de las miradas atónitas de todos los demás conductores que viajaban sobre la Avenida de los Insurgentes.

Cuando me percaté que todos me veían me espanté y decidí irme no sin antes despedirme de mi espectador, pinté un corazón en la ventanilla mojada y le mandé un beso, arranqué, invadí el carril del metrobús y desaparecí como los cobardes, sin levantar la cara.

1 comentario:

  1. acabo de ver anticristo, ohhhhhhhhhhhhhhhh me dieron hasta nauceas :(

    ResponderEliminar