martes, 10 de enero de 2012

Besos con sabor a cigarro y cerveza, con sabor a sudor y latex. En medio de la noche, de la desesperación del tiempo, de las ganas y de la paciencia. De tus labios y mi lengua. Bébeme de un sorvo porque así es como debe de ser. Como si fuera la última vez que nos veremos. Como ese beso de adiós, ansioso y mordaz, delicado y lastimero. Hazlo con fuerza, quiero llevarme la marca de tu presencia en mi cuerpo que has construido a tu beneplácito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario