domingo, 11 de marzo de 2012

Alta marea

Las fotos vivirán en una vieja caja de habanos debajo de algún sobre, el sobre, ese es para cuando me decida a envíartelas.

Las últimas palabras que escribo son frente al mar en un pequeño buque que salé desde este hermoso puerto con destino a algún lugar que llaman "El Paraíso". En El Paraíso sobra el ron y el tabaco y yo voy buscándolo para encontrarme. Compré la cámara desechable como bien me recomendaste, esas últimas imágenes mías también algún día serán tuyas, pero sólo tuyas. Está justo a la mitad el rollo; la mitad en ese lugar que amé siempre con todas las personas que amé, sobre todo una. La otra mitad será para ese futuro y destino inciertos, conmigo, contigo (en mi pensamiento) y toda la tristeza que voy depositando hasta el fondo del mar, como cuando te dije que al morir me tiraras al mar. Algún día esa tristeza y mis cenizas nos volveremos a encontrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario