martes, 29 de mayo de 2012

Te regalé luciérnagas que salieron de mis dedos y la ciudad entera. Todo se llama como tú y nadie lo sabe, sólo tú y yo. El 28 de mayo es tuyo y el día lo confirmó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario