domingo, 2 de diciembre de 2012

Play it, Sam...

Me está dando vueltas la cabeza. Sé que me estás olvidado y es algo natural; dejar el agua correr. Yo siempre he indicado que todo debe de fluir y nunca lo he podido llevar a cabo. Me gusta ver como las personas que amo fluyen y yo lo intento, no lo niego, pero en esta ocasión me hubiera gustado fluir contigo.

Me duele leerte, me duele saber que tus ojos miran en otra dirección, a otra persona. Me duele no poder compartir mi incertidumbre sin sentir tu molestia, me duele siquiera buscarte y sentir tu molestia. Mi corazón retumba y mi estómago se adormece. El dolor es una arma de doble filo porque me está cortando por dentro y por fuera. No sé si mi malestar viene de del exterior o de mi interior, como el dolor.

Hoy vi Casablanca y me senté en el sillón como cuando vimos películas juntos en casa. Sentado, con los pies sobre el descansa brazos sentí la caricia leve y dulce de tus dedos tocando de arriba a abajo sobre mi rostro, desde la parte alta de la frente hasta debajo de la barbilla. Supuse que te habría gustado verla conmigo, supuse que me habrías amado más y que, al finalizar, me habrías volteado a ver y me habrías dicho que te gustó mucho y que me amabas, nos habríamos besado después de este diálogo:

"Ilsa: [laughs ironically] With the whole world crumbling, we pick this time to fall in love. 
Rick: Yeah, it's pretty bad timing. Where were you, say, ten years ago? 
Ilsa: [trying to be cheerful] Ten years ago? Well, let's see... 
[remembers, smiles
Ilsa: Oh, yes, I was having a brace put on my teeth. Where were you? 
Rick: Looking for a job." 


y habríamos coincidido en que tiene muchos puntos en común con nosotros dos.

Le haces falta a mi vida, le haces falta a mi domingo, le haces falta a mi mente y le haces falta a mis confusiones, nunca hubo nadie como tú para decirme como reírme de la adversidad.

Te extraño...


1 comentario: